Rutina para bajar de peso desde casa

¿Interesados en un plan de ejercicios para bajar de peso sin la necesidad de invertir dinero en equipamiento ni menusalidades? Pues en esta oportunidad nos encargaremos de presentar una serie de ejercicios a través de los cuales podrás organizar tu propia rutina para bajar de peso y tonificar tus músculos desde casa.

Pero antes de empezar ha de tenerse muy bien en cuenta que si nuestro objetivo principal es el de quemar grasas y perder aquellos kilitos de más, lo que deberemos hacer será concentrarnos exclusivamente en ejercicios capaces de acelerar nuestra frecuencia cardíaca y poner nuestro corazón a trabajar. Dicho esto, siempre se recomienda acudir a un especialista en busca de su aprobación antes de iniciar cualquier tipo de plan de entrenamiento.
Quemando grasa sin salir de casa
Presentamos a continuación una serie de ejercicios sencillos que podrás incluir en tu rutina de entrenamiento.

Salta la cuerda

Antes de iniciar cualquier tipo de entrenamiento es muy importante llevar a cabo una pequeña sesión de calentamiento para lubricar nuestras articulaciones y prepararnos para lo que viene. Es por esto que recomendamos saltar la cuerda por no menos de 10 minutos. Esto pondrá nuestro corazón a trabajar desde un principio, aumentando la frecuencia cardíaca e irrigando un mayor caudal de sangre a cada músculo de nuestro cuerpo.
Y no te preocupes si saltar la cuerda no es lo tuyo, con el paso del tiempo mejorarás tu técnica y por tanto tus períodos de calentamiento serán más efectivos e incluso divertidos.

Sentadillas

Quizás el ejercicio más importante a la hora de hablar del tren inferior. Se trata de un movimiento que pondrá a trabajar a los diferentes músculos de tus piernas, tanto cuádriceps como también glúteos y pantorrillas.
1-   Parado con la punta de tus pies apuntando hacia adelante, coloca tus pies a una distancia equivalente al ancho de tus hombros.
2-   Desciende lentamente hasta que tus piernas formen un ángulo de 90 grados, tal y como si fueras a sentarte en una silla.
3-   Asciende lentamente hasta la posición inicial.
4-   Realiza 20 repeticiones controladas.

Estocadas o zancadas

Otro movimiento que irrigará sangre a nuestras piernas e indudablemente favorecerá a la quema de calorías.
1-   Posición inicial erguida, pies ubicados en una distancia equivalente al ancho de nuestros hombros.
2-   Da un paso hacia adelante con uno de tus pies, dejando el otro en su posición inicial.
3-   Desciende tu cuerpo hasta formar un ángulo de 90 grados.
4-   Asciende hasta la posición lograda en el paso 2.
5-   Regresa a la posición inicial.
6-   Avanza con tu otro pie y repite todo el procedimiento.
7-   Repite estos movimientos hasta lograr 15 repeticiones con cada pierna.

Flexiones de brazos o lagartijas

Uno de los ejercicios más populares en vistas a lograr unos pectorales y brazos firmes al tiempo que continuamos quemando reservas energéticas.
1-   Posición inicial: cuerpo erguido, acuéstate en el suelo boca abajo, coloca las palmas de tus manos en el suelo a una distancia equivalente al ancho de tus hombros. Procura quedar apoyado exclusivamente con las palmas de tus manos y puntas del pie. 
2-   Desciende lentamente hasta que tu pecho quede a pocos centímetros del suelo. ¡Procura no tocar el suelo!
3-   Asciende de la misma manera hasta recuperar la posición inicial.
4-   Realiza 10 repeticiones.
Alternativa: flexiones de brazos asistidas.
Para aquellas personas que aún no sientan confianza con el ejercicio, existe una alternativa que será de gran ayuda a la hora practicar la técnica y ganar algo de fuerza:
1-   Repite la posición inicial de las flexiones de brazos regulares, pero en lugar de apoyarte sobre la punta de tus pies, apoya tus rodillas.
2-   Repite el resto de los pasos tal y como se describió anteriormente.

Planchas

Un ejercicio isométrico al cual muchas veces no se le otorga la importancia que merece. Beneficiar la tonificación muscular, ganar fuerza en la sección media, y poco a poco desligarnos de aquella grasa corporal son unos de los tantos beneficios que este ejercicio puede acarrear.
1-   Las planchas nos invitan a colocar nuestro cuerpo de manera muy similar a lo que sería una flexión de brazos. La diferencia yace en que en lugar de apoyar las palmas de nuestras manos, en este caso deberemos apoyarnos sobre nuestros antebrazos.
2-   Al tratarse de un ejercicio de tipo isométrico, las planchas no requieren de ningún tipo de movimiento a lo largo de la serie. Simplemente deberemos procurar mantener nuestro cuerpo erguido a lo largo de no menos de 30 segundos, tiempo que poco a poco podremos ir incrementando.
3-   Realiza 3 series de no menos de 30 segundos.
Siguiendo al pie de la letra estos simples ejercicios podrás organizar un entrenamiento en casa acorde a tu historial y objetivos. Recuerda también que la alimentación es un aspecto fundamental para que los resultados salgan a la luz en menos tiempo. ¡No olvides consultar con tu especialista antes de optar por cualquier tipo de plan de entrenamiento!



Comentarios

Entradas populares de este blog

Baños durante el embarazo

¿Cómo acomodar los nombres de los novios en una invitación de boda?

¿Qué es una cerradura?